HOME | DOCUMENTS | ABOUT US | MEETINGS | EVENTS | LINKS | NEWS

DOCUMENTS

Plataforma del Partido Verde Sobre Inmigración Para la Elección Presidencial del 2012 – Ticket Stein / Honkala

Adoptado en Julio 2012, Baltimore, Maryland

j. Inmigracion / Migración

El tema de inmigración, y especialmente el gran número de inmigrantes indocumentados en los EE.UU., se ha convertido en un tema político candente. Una cantidad de leyes que oprimen a los inmigrantes que se han propuesto en el Congreso. Millones de inmigrantes y defensores de la justicia para los inmigrantes se han manifestado en las calles. Los políticos han provocado sentimientos anti-inmigrantes en ciertos sectores de la población de los EE.UU..

También hay que reconocer que el detonante de tal afluencia de inmigrantes en este país ha sido en gran parte debido a las injustas políticas comerciales de Estados Unidos. Si fuera económicamente posible mantener a sus familias muchos inmigrantes optarían por quedarse en sus países de origen. Cualquier política de inmigración debe considerarse una forma de responder a las necesidades humanitarias de todas las personas en tanto que revertimos el daño a las comunidades locales y trazamos un rumbo hacia economías locales sostenibles.

El Partido Verde apoya firmemente la justicia social para todos los que viven en este país, independientemente de su estatus migratorio. Por encima de todo, la política y la ley deben ser humanitarias. Cualquier otra cosa sería incompatible con nuestros valores como verdes, y con los valores de nuestra nación.

El Partido Verde acepta como objetivo un mundo en el que las personas pueden elegir libremente vivir y trabajar en cualquier país que él o ella desee. Reconocemos que esto sería poco práctico sin reciprocidad entre las naciones. Buscamos la reciprocidad como un objetivo práctico. Los países tienen derecho a conocer la identidad de las personas que tratan de entrar. También tienen el derecho de limitar quién puede entrar para proteger la seguridad pública.

Los EE.UU. necesita una reforma completa de sus leyes de inmigración. Nuestra situación actual ha creado la injusticia social extrema. Millones de personas están viviendo y trabajando en los EE.UU. sin un estatus legal, haciéndolos objeto de explotación extrema y de abuso. Las redadas de inmigración están aterrorizando a la comunidad inmigrante. Las familias están siendo rotas. Los abusos por parte de los empleadores con los trabajadores indocumentados están fuera de control.

El Partido Verde debe tener en cuenta los asuntos de inmigración desde el punto de vista internacional, teniendo en cuenta el trabajo y las normas internacionales del medio ambiente y los derechos humanos.

Las siguientes propuestas podrán no dar respuestas perfectas, pero ofrecen mejores respuestas que el statu quo. Debemos reconocer que no puede haber ninguna solución verdadera a los conflictos creados por la inmigración hasta que seamos capaces de organizar el mundo para superar el poder de las corporaciones multinacionales que se dedican a una campaña sin fin para reducir los estándares de vida de los trabajadores en todas partes. La cooperación internacional y la solidaridad entre las organizaciones laborales, para promover los derechos de los trabajadores y mejorar las condiciones de vida a nivel mundial, son esenciales para combatir esta tendencia. Hasta que el poder de las multinacionales sea detenido, vamos a seguir haciendo frente a problemas que parecen "no tener" solución.

Al trabajar hacia ese objetivo, proponemos las siguientes políticas de inmigración, en consonancia con nuestros diez valores fundamentales.

1. Reforma de las Políticas

Los inmigrantes indocumentados que ya residen y trabajan en los Estados Unidos, y sus familias, deben disponer de un estatuto jurídico que incluye la oportunidad de convertirse en ciudadanos estadounidenses. Las personas deben ser excluidos de este proceso sólo si presentan un peligro claro y presente para los demás miembros de nuestra sociedad. El nivel de las tasas exigidas para este proceso no debe ser una carga para los trabajadores de bajos ingresos. En cualquier camino a la ciudadanía creado para proporcionar una solución ordenada y adecuada de la situación de las personas en la actualidad en los Estados Unidos sin la debida documentación, exigimos el reconocimiento de los pagos anteriores, no acreditados en el Sistema de la Seguridad Social como parte de cualquier cargo imputado por la regularización de estado. En cuanto a quién debería tener el derecho de venir a vivir y trabajar en los EE.UU. creemos que las siguientes políticas son justas:

a. El Partido Verde pide pases permanente para todos los ciudadanos de México y Canadá, cuya identidad pueda ser rastreado y verificado. La "matrícula consular" debe ser aceptada como una forma de probar la identidad. Los permisos de trabajo para ciudadanos de México y Canadá deben ser fáciles de obtener, y por lo tanto despenalizar el empleo remunerado. Esta acción ayudará a eliminar la explotación de los indocumentados por parte de delincuentes que participan en el contrabando humano (coyotes) y los empresarios poco éticos. También ayudaría a asegurar que los impuestos se pagarán en cada nación correspondiente de acuerdo a sus leyes. Estas medidas también ayudarán a los residentes temporales de México y Canadá para asegurarles los privilegios de conducir y el seguro de responsabilidad civil.

b. Todas las personas que huyen de persecuciones políticas, raciales, religiosas o de otro tipo deben ser acogidas otorgándoles el estatus de residente permanente. La historia de la negación arbitraria de las solicitudes de asilo político debe terminar. Se debe prestar especial atención a las minorías que son exiliados o refugiados políticos y aquellos cuyas vidas estarían en riesgo si no se conceda asilo.

c. La reagrupación familiar debe ser una prioridad en el proceso de aceptar solicitudes para residencia permanente. Los largos años de espera que las familias sufren actualmente debe terminar.

d. La residencia permanente no se debe negar basada en opiniones políticas, origen racial o nacional, creencias religiosas, orientación sexual, discapacidad o cualquier otra base arbitraria.

e. Hay muchos países en el mundo donde las políticas económicas y las acciones militares del gobierno de EE.UU. o las empresas con sede en EE.UU. han causado penurias extremas. Los pueblos de estos países merecen una consideración especial si desean venir a los EE.UU. para escapar de condiciones intolerables creadas por nuestro gobierno o las corporaciones estadounidenses.

f. Debemos mantener la fe en nuestro compromiso con las Naciones Unidas, para ayudar en el reasentamiento, incluyendo en nuestro propio país, de los refugiados actualmente varados en campamentos de refugiados en otras partes del mundo.

g. A todos los que se les otorguen permisos de trabajo deben de tener la opción de entrar y salir de los EE.UU. cuando lo deseen. También deben tener la opción de permanecer en los EE.UU. y convertirse en ciudadanos estadounidenses.

2. Medidas provisionales

Reconociendo que una reforma justa de la política de inmigración puede demorarse algún tiempo, el Partido Verde apoya:

a. Medidas para permitir que los inmigrantes indocumentados obtengan licencias de conducir si pueden probar su identidad y pasar las pruebas requeridas. Esto mejorará la seguridad vial y permitirá que los indocumentados que están conduciendo de todas maneras obtengan un seguro.

b. Medidas para dar estatus legal a los inmigrantes indocumentados que se gradúan de la escuela secundaria en los EE.UU. y que tengan algún tipo de calificaciones, para que puedan asistir a los colegios y universidades en igualdad de condiciones con otros graduados de secundaria. El Partido Verde se opone a los esfuerzos para obligar a los jóvenes indocumentados a convertirse en carne de cañón para los militares de EE.UU. como precio para conseguir un estatus legal.

c. Reducir las listas de espera y hacer que el sistema funcione de manera más eficiente: los actuales límites numéricos para visas de inmigrante deben ser aumentados. El sistema actual de cuotas y preferencias tiene que ser reformado a fondo y tiene que ser realista. Los retrasos de procesamiento actuales deben ser puestos al día tan pronto como sea posible. Los tiempos de espera para la tramitación y resolución de las solicitudes de inmigración de beneficios deben reducirse a no más de seis meses. Los criterios de selección pre-1996 para obtener la residencia legal permanente y solicitudes de ciudadanía deben ser restaurados.

d. La preocupación muy comprensible de que los trabajadores inmigrantes compiten por puestos de trabajo con los actuales ciudadanos no puede ni debe ser utilizada para criminalizar la inmigración indocumentada o castigar a otras víctimas de las políticas corporativas de Estados Unidos. En su lugar, debemos revertir estas políticas. Entre otras cosas, se debe derogar el TLCAN, CAFTA, Fast Track y otras políticas de la globalización corporativa. Debemos dejar de usar el dinero de nuestros impuestos para subvencionar la agroindustria corporativa y promover la pobreza en América Latina, y empezar a usarlas para ayudar a compensar a las familias de agricultores ambientalmente responsables, fomentar una mejor infraestructura y mejorar las condiciones económicas en América Latina, y elevar las estándares laborales, aquí y en el extranjero . Aquí en casa, también tenemos que promover las políticas que se indican en las secciones de Economía y las secciones de los Derechos del Trabajador de esta plataforma, que pueden ayudar a lograr una economía de pleno empleo con un salario digno, incluida la aplicación estricta y la ampliación de los derechos de todos los trabajadores para formar sindicatos.

e. Estamos a favor de poner fin a las sanciones a empleadores, ya que estas han demostrado que dañan no sólo a los trabajadores indocumentados, sino también a los trabajadores nacidos en Estados Unidos (sobre todo los de color). En cambio, el enfoque en los empleadores deben estar en aplicar con firmeza salarios legales y la aplicación de las leyes laborales. En lugar de seguir victimizando a las víctimas de la globalización corporativa, creemos oportunidades reales y elevemos los estándares laborales para todos!

f. Nos oponemos a la disposición de la ley actual que permite a la policía local convertirse en agentes de inmigración. Las funciones de policía local deben ser totalmente independiente de la ley de inmigración.

g. Los verdes nos oponemos a la política y leyes de "Inglés solamente". Los inmigrantes ya tienen un gran incentivo para aprender Inglés. Pero cuando la interacción con el gobierno se limita a los de habla inglesa, estas personas se exponen al riesgo de explotación. El foco debe estar en proveer instrucción de idioma Inglés adecuado y asequible. Estamos a favor de legislación para garantizar que los fondos federales marcados para proporcionar ESL (Inglés como segunda lengua), capacitación y servicios de salud y sociales de apoyo a los inmigrantes sean en realidad utilizados para ellos. Cuando los fondos se gastan en otras áreas, los inmigrantes se ven privados de los beneficios que se obtienen como trabajadores productivos en sus comunidades. Mientras tanto, los tribunales, las agencias de servicio social, y todos los organismos gubernamentales que se ocupan de la opinión pública deben proporcionar traductores capacitados y certificados. Además, los derechos lingüísticos de los pueblos que estaban en esta tierra antes de convertirse en parte de los EE.UU., incluidos los nativos americanos y los mexicanos en el suroeste, deben ser reconocidos y respetados.

h. Nos oponemos a la militarización de nuestras fronteras, al (mal) uso de la Guardia Nacional, la policía de fronteras y la construcción de un muro entre los EE.UU. y México. Esta situación intensificará el desastre de los derechos humanos en que se ha convertido nuestra política de inmigración, además de dañar gravemente los ecosistemas fronterizos. Exigimos el fin inmediato de las políticas diseñadas para forzar a los indocumentados que crucen la frontera en áreas donde las condiciones incrementan drásticamente el riesgo de lesiones permanentes o la muerte, la destrucción de zonas de fragilidad ambiental, y el corte de los corredores necesarios para la migración de la fauna silvestre en su hábitat. Por estas razones, específicamente nos oponemos a levantar muros que cruzan las zonas urbanas y zonas silvestres. También pedimos el desmantelamiento inmediato del muro fronterizo. Nosotros lloramos la muerte de miles de hombres, mujeres y niños que han muerto tratando de cruzar la frontera, donde un par de décadas atrás esas muertes eran prácticamente desconocidas.

i. Tenemos que resistir las propuestas que utilizan la inmigración ilegal como una excusa para poner a todos bajo la supervisión del gobierno y el control por medio de una tarjeta de identidad nacional u otra identificación o rastreo. También nos oponemos a la imposición del sistema "E-Verify" para detectar personas que soliciten empleo. Los trabajadores-ciudadanos que han estado apoyando medidas "más duras" para identificar y detener a los indocumentados deben considerar cuidadosamente lo que están pidiendo. La misma trampa que quieren que el gobierno utilice en contra de los trabajadores indocumentados se puede utilizar fácilmente para reprimirlos. Nuestro gobierno ya está involucrado en el espionaje ilegal y la vigilancia de sus propios ciudadanos. Ya está invadiendo nuestra privacidad. Un sistema de tarjetas de identificación nacional es una de las señas de identidad de un gobierno totalitario o estado policial. Hay que derogar la Ley Real ID y resistir el establecimiento de cualquier sistema que busca suprimir la libertad de viajar y de exigir a los ciudadanos y no ciudadanos por igual a "mostrar sus papeles" y revelar su información privada a los monitores del gobierno a cada paso.

j. Exigimos el reconocimiento de la soberanía de los pueblos indígenas cuyos territorios atraviesan las fronteras nacionales. Estas naciones indígenas tienen derecho a determinar la situación de sus propios miembros.

k. Exigimos nuevas políticas y leyes que breguen más eficaz y humanamente con las víctimas del tráfico internacional ilícito de seres humanos - sobre todo mujeres y niños que se compran, son secuestrados, forzados, embrutecidos, defraudados, engañados, vendidos y comercializados por el sexo forzado (violación) y la prostitución, con un número estimado en 50.000 víctimas de la trata blancas en los EE.UU.

Pedimos políticas y leyes más fuertes y más adecuadas para hacer frente a los traficantes, y también exigimos que los procedimientos para deportar a las víctimas antes de que los traficantes sean procesados deben ser cambiados, para permitir a las víctimas a testificar contra los traficantes, acto que desempeña un papel fundamental en estos casos para la justicia, y ayudar así a contener la marea de este crimen atroz. Las víctimas de la trata de blancas deben tener la opción de residencia permanente en los EE.UU. o regresar a sus países de origen, de acuerdo a su propia elección.

--------------------------------

Esta es una traducción independiente, no comisionada ni aprobada por el Partido Verde

Para leer la plataforma completa en inglés del Partido Verde vaya a www.gp.org